16 PODEROSAS RAZONES PARA PRACTICAR YOGA

lo nuevo

yogasanluis

Aquí compartimos un amplio estudio de porqué es bueno practicar Yoga… léalo, y animese a probar …

1) Mejoramiento de la condición física

El yoga aumenta la flexibilidad y movilidad de tu cuerpo: durante la primera clase, probablemente no serás capaz de tocar las puntas de los pies con las manos, y ni mucho menos realizar arcos hacia atrás. Pero si uno se pone a ello con empeño, se notará un gradual aflojamiento, y eventualmente, algunas posturas que parecían imposibles, serán posibles. Esto nos lleva a aprender que sí podemos si queremos. Y a nivel físico nos mantendrá más jovenes y más saludables a largo plazo.

2) Músculos Más Fuertes

Los músculos tonificados, protegen de enfermedades como la artritis y el dolor de espalda. También previenen las caídas en personas de edad. A diferencia de levantar pesas en el gimnasio, dónde se fortalecen sólo los músculos a expensas de la elasticidad, con el yoga el aumento de la fuerza se equilibra con la flexibilidad.

3) Fortalecimiento de  los huesos

Los ejercidos de sostenimiento de peso fortalecen los huesos y ayudan a retrasar la osteoporosis. El yoga aumenta la densidad ósea en las vértebras, ya que reduce los niveles de las hormonas del estrés (el cortisol) y esto favorece la fijación del calcio.

4) Facilita el descanso

El yoga incluye ejericicos de respiración y relajación que permiten al organismo de acercarse con más serenidad al momento del descanso. Hay ejercicios específicos para casos de insomnio. Estudios cientificos han comprobado que la practica díaria de 20 minutos de yoga aumenta la capacidad de obtner más rapidamente un sueño profundo y restaurador.

5) Mejora la vida sexual

Praticar yoga permite en primer lugar de mejorar la relación con nuestro cuerpo, ganando más fuerza y flexibilidad, aprendiendo a aceptar nuestras limitaciones y querernos más. Esto nos lleva a estar más abiertos a encontrarnos con el otro/a, también desde un punto de vista físico. Un estudio de Harvard aclaró como el 75% de las mujeres que practicaban yoga tenían orgasmos más profundos y placenteros. En cuanto a los hombres, un estudio del 2007 ha demostrado como el yoga sea más eficaz que el Prozac en contrarrestar la eyaculación precoz.

6) Mejora la respiración

Quien no practique yoga tal vez desconozca que sus movimientos dinamicos, entre los cuales el más famoso sea tal vez el Saludo al Sol, están guiados por ciclos de inspiración y expiración. El yoga nos enseña además la respiración larga y profunda, que implica el uso del abdomen y tórax. Las respiraciones profundas efectuadas durante las asanas favorecen una mejor oxigenación del organismo, piel incluida, regalando a los practicantes un major aspecto.

La respiración yóguica ayuda a conectar el cuerpo con su batería, el plexo solar, que cuando libera esa energía vital que allí se halla, produce un rejuvenecimiento físico y mental.

7) Desintoxicación 

Ejercicios dinámicos, posiciones estáticas y prácticas de respiración están a menudo dirigidas a masajear los órganos internos y mejorar la circulación sanguinea y linfatica del organismo. Se trata entonces de un conjunto de acciones beneficiosas que contribuyen a mejorar la capacidad del organismo de liberarse de toxinas.

8) Ayuda a mantener un peso saludable

Su práctica regular ayuda a quemar calorías, al mismo tiempo que las dimensiones espirituales y emocionales de la actividad pueden animarlo a no comer tanto y a mantener bajo control los problemas de peso. El yoga también puede enseñar a comer con más conocimiento.

9) Retarda el envejecimiento

Praticar un ejercicio físico regular durante toda nuestra vida nos ayuda a mantenernos más jovenes y envejecer de una manera mejor. Las posturas de yoga menos complejas pueden ser practicadas a lo largo de toda nuestra vida, incluso por aquellas personas que creen tener una constitución física más débil. Quien practica yoga regularmente puede llegar a demonstrar 9 años menos respecto a su real edad biológica.

10) Alivia y elimina el dolor de espalda. Relaja la musculatura

Sesiones regulares de yoga pueden prevenir estas dolencias y evitar la asunción de fármacos para el dolor. Muchos ejercicios de yoga están diseñados para mejorar la movilidad y la elasticidad de la columna vertebral, favoreciendo la relajación de músculos contracturados por la tensión y el hábito de posturas incorrectas.

La práctica de esta disciplina favorece el desarrollo de la capacidad de percibir en qué lugares del cuerpo se acumula la tensión. De esta manera, se vuelve más fácil liberarse de ella, disminuyendo la fatiga muscular y el dolor común en hombros, cuello, espalda y muñecas.

11) Mejora la concentración

El yoga, y su conjunto de movimientos corporales y meditación, mejora nuestra capacidad de concentración no solamente durante la práctica, sino en nuestra vida cotidiana. Prestando atención a estiramiento, respiración, enfoque poco a poco nos vamos acostumbrando a estar en el presente y a controlar nuestra mente, y finalmente nos llevamos este regalo a todos los ámbitos de nuestra vida.

12) Beneficios para el Corazón

Las asanas y los ejercicios respiratorios mejoran las condiciones cardiovasculares. Los estudios han demostrado que la práctica del Yoga baja los latidos del corazón en reposo, aumenta su fortaleza e incrementa su potencial de suministro de oxígeno durante el ejercicio. Otro estudio también ha descubierto que los sujetos que practicaban Pranayama (técnicas respiratorios de Yoga) eran capaces de realizar más ejercicio físico con menor suministro de oxigeno.

13) Favorece el transito intestinal

El síndrome de irritabilidad intestinal y el estreñimiento pueden deberse al estrés. Además de reducir a este último, el yoga, como cualquier otro ejercicio físico, puede aliviar el tránsito lento. Se cree que disminuye el riesgo de cáncer de colon porque el movimiento corporal facilita un transpone más rápido de los productos de desecho a través de los intestinos.

14) Baja los niveles de colesterol malo y diabetes

El yoga disminuye el nivel de azúcar en sangre y el LDL (colesterol malo), mientras que aumenta el HDL (el bueno). En pacientes con diabetes, favorece la pérdida de peso y mejora la sensibilidad a los efectos de la insulina. De esta manera, se reduce el riesgo de padecer complicaciones diabéticas.

15) Descenso del nivel de Cortisol (hormona del estrés)

El Yoga desciende el nivel de cortisol. Si eso no suena como gran cosa, piensa en esto: normalmente, las glándulas adrenales secretan cortisol en respuesta a una aguda crisis, lo que temporalmente deprime el sistema inmunológico. Si los niveles de cortisol permanecen altos incluso después de que la crisis haya pasado, pueden comprometer el sistema inmunológico. Temporalmente, las “caídas” de cortisol ayudan a mantener fuerte la memoria de largo plazo, pero altos niveles de cortisol de forma crónica, debilitan la memoria y pueden producir cambios permanentes en el cerebro. Adicionalmente los niveles de cortisol alto están relacionados con la depresión, la osteoporosis, la presión arterial alta y la resistencia a la insulina. En las ratas, los niveles de cortisol altos les conducen a lo que los investigadores llaman “comportamiento compulsivo de búsqueda de comida, (el mismo que uno siente cuando están deprimido, enfadado o estresado).

16-Serena La Mente Y Se Vive Mas Sano

El yoga reprime las fluctuaciones mentales. Es decir, disminuye las curvas mentales de frustración, arrepentimiento, enfado y miedo ocasionadas por las tensiones diarias. Y como el estrés está implicado en tantos problemas de salud -desde migrañas e insomnio hasta ataques cardiacos-, quien aprenda a tranquilizar su mente, probablemente vivirá más tiempo más sano.

Esta es solo una reducida exposición de los beneficios de una practica regular… te parece bastante para atreverte a empezar?!